• Sara

Ese fascinante mundo llamado Fotografía

En mi primer post empecé contándoles que hace poco me dedico a la fotografía, al estilismo y a la creatividad y que decidí crear este espacio para compartir la pasión que siento por estas cosas con quienes también la sientan. Esta es precisamente mi intención, y este es el primero de varios artículos donde hablaremos de ese mundo tan mágico y fascinante que es para mi la Fotografía.



Como algunos de ustedes saben, llevo compartiendo mi trabajo hace un tiempo relativamente corto (aunque no es tan corto el tiempo que llevo aprendiendo y practicando la fotografía sólo para mi, en mi pequeño escondite). Aún así, he recibido mensajes de varios de ustedes diciéndome que la fotografía es también su pasión, que quisieran aprender, o que llevan mucho tiempo soñando con ello y lo más curioso... que creen que yo podría ayudarlos. Esto ciertamente me halaga y me sorprende, porque me considero a mi misma apenas una aprendiz. Sin embargo, también es verdad que creo firmemente que todos, absolutamente todos, tenemos algo que aportar en el crecimiento de los demás, cualquiera sea el lugar en que nos encontremos en nuestro camino de aprendizaje.


En este sentido quiero decir que todo lo que comparta en este espacio, está basado únicamente en mis propias experiencias, en el proceso de aprendizaje que he seguido durante estos años, y en los conocimientos que he logrado adquirir hasta este momento. Me falta mucho por aprender y nunca me atrevería a decir que la mía es la mejor ni la única forma de hacer las cosas, más aún en un mundo artístico como lo es la fotografía. Es apenas como yo veo y siento este arte que tanto amo y el camino que yo he recorrido hasta aquí.



Por cierto, debo advertirles y advertirme que este post resultará un poco vergonzoso (para mi), pues voy a mostrarles algunas de las fotos de cuando no tenía cámara, no sabía nada de fotografía... lo único que sí sabía es que quería hacer fotos de esas que te hacen sentir cositas, de esas que amaba ver y que podía pasar horas admirando, lo quería con tantas fuerzas que... bueno, cuando uno desea algo con tanta certeza es prácticamente inevitable que suceda, se llama visualización creativa (en algún otro post les cuento de eso ¡hay tanto para conversar!).

Una vez hechos todos los "disclaimers", empecemos :)


Tipos de Fotografía



Casi siempre me ocurre que cuando alguien escucha que me dedico a la Fotografía, lo primero que me dice es "¿le puedes hacer unas fotos a mi hijo en su cumpleaños?" y entonces tengo que explicarle que a menos que su niño sea un pastelito o un pie de manzana, no creo que lo vaya a retratar muy bien jeje.


El mundo de la fotografía es tan pero tan amplio, y existen tantas ramas, que creo que habrá muy pocos o ningún fotógrafo que se especialice en todas ellas, porque pueden llegar a ser tan distintas como el día y la noche. Interesante ¿no?


Para que tengan una idea, existe por ejemplo la fotografía de paisajes, de eventos, retratistas, especializada en bebés, en animales, fotografía arquitectónica, de naturaleza, de deportes, urbana, documental, still life, alimentos, productos, de interiores, uff! y me atrevería a decir que muy pocas tienen algo en común, artísticamente hablando, por supuesto los aspectos técnicos de cómo manejar una cámara y los principios básicos de fotografía son comunes a todas.


Toco este punto porque el tipo de fotografía que yo trabajo y sobre el cual compartiré la mayor parte de información, es la de alimentos, still life y un poco de interiores. Si bien hay ciertos aspectos que pueden aplicarse a todos los tipos de fotografía, hay muchos otros que aplican específicamente a estas categorías.


¿Qué es Still Life?



En español se lo conoce como "naturaleza muerta" o también como "bodegones". En el ámbito de la pintura, se refiere a una obra de arte que retrata una serie de objetos inanimados en un espacio determinado, y que hace uso de la composición, de la luz y de los colores para transmitir serenidad y armonía. El tipo de objetos a retratar pueden ser de una inmensa variedad... alimentos, utensilios de cocina, antigüedades, libros, joyas, plantas, etc. Trasladado a la fotografía es prácticamente lo mismo pero en lugar de una pintura hablamos de una fotografía.


¿Qué es lo primero que debería aprender?



Pregunta capciosa :) ¿será el manejo de la cámara, la exposición, la composición? Pues si me preguntan a mi, les digo que lo primero que debemos comprender, más que aprender, es que nuestro objetivo como fotógrafos es uno solo... transmitir. Una imagen que no transmite algo, está muerta y no habrá cumplido su misión en la vida. Esto se dice fácil pero es algo en lo que (les aseguro) trabajaremos toda la vida para lograrlo y perfeccionarlo. Ha sido y será siempre, al menos para mi, el objetivo final.


Cuando logras transmitir a tu obsesrvador, es cuando ocurre la magia, cuando él puede experimentar de segunda mano a través de una imagen lo que tú viste, percibiste, sentiste y que capturaste con tus ojos, con tu forma de mirar, con tu corazón y finalmente con tu cámara. La mente del ser humano es tan poderosa que podemos transferir sentimientos, sensaciones, emociones a través de imágenes, sonidos, aromas y sabores. Ese es el reto.


Lo segundo muy importante que debes comprender, es algo que quizá ya hayas escuchado por ahí es... "las cámaras no toman fotos, es la persona quien las toma" mucho ojo con esto, hay quienes piensan que tener la cámara más costosa o el últmo modelo, es garantía de que sus fotos serán mejores, y de igual forma quienes piensan que si no tienen una cámara sofisticada y carísima no podrán hacer fotos bonitas... nada más lejos de la verdad. Es cierto que hay infinidad de equipos maravillosos ahí fuera, pero antes de siquiera pensar en adquirir uno o mejorar el que ya tienes y gastar una millonada en cámaras, lentes y demás, tienes como un millón de cosas por aprender y dominar que pueden mejorar tu fotografía de la tierra al cielo ¿ok? ¡y son gratis! bueno, lo que tendrás que invertir es tu tiempo, pero no te arrepentirás.


¿Y después de eso?



Después de eso... vendrá la luz... y también la composición.


Me han sugerido en varias ocasiones la idea de ofrecer un curso de fotografía y eso me puso a pensar más detenidamente sobre el contenido que podría tener, y el orden en que deberían impartirse los diferentes temas.


Para ser honesta, el día en que me puse a pensar en la lista de temas que debería tener un curso realmente completo de fotografía, me quedé dormida :D, la lista es muy muy extensa... advertidos están :) pero no se preocupen porque todos esos temas son fascinantes y los van a cautivar.


Sin embargo, ese curso es un proyecto a mediano plazo que me tomará un tiempo desarrollar, porque si algún día ofrezco un curso, será algo de lo que me sienta realmente orgullosa y que sienta que vale la pena que alguien lo sigua porque cambiará su relación con la fotografía para siempre.


Mientras eso ocurre, pensé mucho para encontrar algunos temas fundamentales que pudiéramos tratar en este blog y para eso me hice la siguiente pregunta ¿si pudieras enseñar sólo dos cosas sobre fotografía a una persona, cuáles serían? y mi respuesta fue... 1, exposición, y 2, composición. Se dicen rapidito pero se aprenden despacito.


Estos son los dos temas que abordaré en las siguientes publicaciones, uno cada vez, porque cada uno tiene su complejidad y quiero desarrollarlos adecuadamente.


Cámara o teléfono móvil, he ahí el dilema


** Fotos de hace mil años (2016), pero el teléfono aún lo uso :D


Pues no hay tal dilema, en mi opinión es bastante sencillo, hay cosas que ambos pueden hacer igual de bien, hay cosas para las cuales el uno es más práctico que el otro, y hay cosas que uno puede hacer y el otro no. Cuál elijas dependerá de cómo lo vas a usar y qué quieres hacer, artísticamente hablando.


Hoy en día, la tecnología de las cámaras de teléfonos móviles ha evolucionado de tal forma, que en ciertos casos es difícil identificar si una foto fue tomada con una cámara o con un móvil.


En el futuro cuando entremos en materia técnica veremos qué cosas puedes hacer con una cámara que no puedes hacer con un móvil, pero en términos generales diremos que todo lo que hablemos acerca de principios de fotografía es aplicable a cualquier tipo de dispositivo.


Aquí un paréntesis para contarles que mis primeros años de fotografía y el primer curso que tomé en aquellos años (2016), los trabajé con mi teléfono móvil (que uso hasta el día de hoy, mi prehistórico iPhone 5S, lo tengo desde el 2014), esto y algunas aplicaciones que me permitían simular "más o menos" ciertos efectos que quería lograr.

En algún momento les comenté también, que hasta hace muy poco, todo el trabajo de edición de mis fotos lo hacía en mi teléfono con el editor de Instagram, no utilizaba ningún programa especial de edición.


Como les dije alguna vez, cuando uno quiere hacer algo, lo hace como sea, con los recursos que tiene, con creatividad y con ingenio. Ese es el espíritu que quiero transmitirles, lo importante no es si tienes cámara o no, o qué modelo de teléfono tienes, lo importante es que de verdad quieras aprender, quieras mejorar y estés dispuesto a ponerle un poquito de dedicación y empeño.


Cree en ti


Aquí viene la parte vergonzosa y a la vez tierna de este post, porque viendo algunas de mis fotos de hace tanto tiempo, siento un poco de vergüenza pero a la vez me doy ternura porque veo lo que intentaba hacer (muchas veces sin éxito jaja), sin una cámara, sin un fondo adecuado, sin conocimientos, con sólo mi teléfono, todo mi corazón y mi mejor criterio en ese momento, y les digo que aunque estas fotos sean malas, lo que aprendí haciéndolas no tiene precio, cada fotografía que hagan poniendo su mejor esfuerzo les enseñará algo, se los garantizo, y de una en una, sus conocimientos irán creciendo y creciendo, y creciendo.


El pensamiento que quiero dejarles antes de compartir estas imágenes es que nadie, nadie jamás nació sabiendo nada, hasta los fotógrafos más grandes del mundo empezaron por el principio, así que no importa dónde te encuentres en tu camino de aprendizaje sólo sigue avanzando un paso a la vez, que de paso en paso se llega muy lejos. Cree en ti, puedes hacer todo lo que te propongas. Y no olvides de vez en cuando mirar atrás, así podrás ver cuánto has avanzado :)



Fotos tomadas con mi teléfono y una app que se llamaba ProCamera que me permitía simular un poco el desenfoque en la parte de atrás. Estas las hice para mi primer curso de fotografía en 2016.




Mis primeros "still life" cuando el único fondo que utiilzaba era la mesa blanca del comedor. Estas también son con mi teléfono y proCamera. Pensándolo bien, le tengo cariño a ProCamera, me permitía soñar que hacía fondos desenfocados :) y miren ¡desde ese entonces ya incluía manos y dedos en mis fotos! y cómo lo hacía, no tenía trípode ni nada, con la una mano sostenía el teléfono y tomaba la foto y con la otra sostenía la galleta o el vaso jajaja! no me cansaré de repetirlo, cuando quieres hacer algo encuentras la forma, y cuando no, encuentras una excusa.



¡Hasta que llegó! esta es del día que llegó mi cámara, la tomé con mi teléfono (se nota). Bueno en realidad no llegó, yo misma fui por ella. Tuve un viaje de trabajo a Costa Rica con escala en Panamá, había decidido que allí me la compraría y asi lo hice :) fue un día feliz, un viaje feliz. Me compré la cámara con el kit básico que viene, más una mochila, y un lente adicional, un 50 mm 1.8 que es el que uso hasta el día de hoy, mi caballito de batalla. Para ese momento había hecho todo un trabajo de investigación, comparativas, conversado con mi bolsillo, y al menos sabía qué tipo de cámara y lente necesitaba para empezar, por precio y por características. Mi cámara por cierto, es de las más básicas y el lente es la versión económica del 1.4, que cuesta el doble (ya hablaremos de equipos en algún otro post... nuevamente ¡tanto para conversar!).




Esta fue la primera foto que tomé con mi cámara, con el 50 mm, hacía demasiado tiempo que soñaba con hacer un bokeh como Dios manda, ¡sin ProCamera! (bokeh es ese efecto desenfocado de burbujas que forman las luces detrás). Este fue otro día feliz.




Había nacido un monstruo... yo había visto, soñado, admirado y babeado por demasiado tiempo con imágenes con ese efecto, ¡necesitaba desahogarme!, usé al perro, al gato, al marido, todo, todo para desenfocar. Estas son otras tomas de ese día, si se fijan, son las mismas flores (la apertura es demasiada y el enfoque está muy mal pero en ese momento no lo sabía y... la ignorancia es la felicidad ¿no? pues yo estaba feliz con mi nuevo juguete).




Les advierto que una vez que empiezan con este lente (o si son más afortunados con el 1.4) no podrán parar, es ahí cuando deberán ejercitar el autocontrol :D.




Estas fotos también son de por esas épocas y todas ellas tienen un error muy común en los primerizos, que estamos obsesionados con el desenfoque y usamos la máxima apertura del lente, eso nos deja un enfoque muy chiquitiiiiiiito.




Desde aquel entonces ya amaba las teteras :)


Ahora fíjense bien en lo que viene, estos son mis primeros intentos de hacer una foto "moody" o "low key", es decir oscurita, como deben haber notado que tanto me gustan. Me dan mucha risa porque son muy malucas, pero véanlas bien, porque así es como nace un artista jaja, no mentira, la verdad es que no tienen una idea de cuánto me ha costado lograr hacer una foto de este tipo con la que pudiera estar más o menos satisfecha, apenas a finales del año pasado 2019 (casi 4 años después de empezar) fue la primera vez que sentí que por fin lo estaba empezando a entender. Ha sido lo más difícil para mi de lograr. Como ven mi estilo ha cambiado mucho desde el inicio, yo hacía fotos muy luminosas, casi exclusivamente, pero no por voluntad propia, sino porque no podía hacer fotos moody (que han sido siempre las dueñas de mi corazón), no lograba descubrir sus secretos, y de hecho, sigo en ese proceso, descubriendo secretos, para ver si algún día puedo decir de una de mis fotos que verdaderamente "me encanta", no he llegado allí, aún.




Pensaba que poner un fondo negro convertía la foto en "low key", otra vez me doy ternura.


Para cerrar con "broche de oro" les voy a mostrar otra foto que me atreví a poner en Instagram (no sé en qué estaba pensando) de mis primeras "fotos de alimentos".



Con esta foto creo que queda demostrado que todos, TODOS podemos hacer cosas de las que nos sintamos orgullosos, sólo se trata de aprender; como diría la Chilindrina "qué chiste, estudiando cualquiera sabe", pues es exactamente así, estudiando y practicando, cualquiera puede hacer cosas asombrosas, así que adelante mis queridos soñadores ¡manos a la obra! ¡que ahora tiempo es lo que nos va a sobrar!



Muchas gracias por llegar hasta aquí con este post tan largo y lleno de fotos que dan risa, pero espero lo hayan disfrutado y hayan sintonizado su corazón para empezar con este mágico mundo de la fotografía. Este ejercicio es algo que yo hago siempre y les recomiendo mucho hacer, cuando descubro un nuevo artista que me encanta, viajo en su perfil hasta llegar a su primera foto, es siempre muy inspirador porque, me atrevería a decir que todos sin excepción, empezaron igual, por eso decidí mostrarles estas fotos :). Todos empezamos en el mismo lugar, la única diferencia es que unos están más adelante en el camino que otros, nada más.


Todas estas fotos, y muchas otras, las pueden encontrar en mi perfil de Instagram, si tienen curiosidad de ver más de mi evolución.


¡Un abrazo para todos mis amigos fotográficos, y nos vemos pronto en el próximo post!


Sara





#stilllife #studiotour #lifestyle #trust #foodphotography #photography

  • Black Pinterest Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2020 Sara Toapanta