• Sara

El gran misterio del modo manual

Cuando me sugirieron ofrecer un curso de fotografía, me puse a pensar que si lo hiciera, tendría que ser un curso verdaderamente completo, bueno, completo dentro de mis conocimientos, es decir, tendría que ser un curso que les enseñe TODO lo que yo sé, y quiero decir TODO. Esa misma noche me puse a pensar qué temas debería incluir y saben qué pasó, que listando los temas me quedé dormida :D ¡son demasiados! Me di cuenta que tengo mucho trabajo por hacer para armar ese curso, y lo haré, pero mientras eso llega quiero compartir un poco lo que sé, obviamente no al mismo detalle que en un curso, pero podemos aprender mucho juntos. Me pregunté a mi misma, si hubiese sólo dos cosas que pudiera enseñar a alguien y que cambiarían su fotografía para siempre, ¿cuáles serían? y la respuesta fue relativamente fácil... LUZ y composición.


Les pido disculpas por las ilustraciones y la letra torcida, pero no quise utilizar ninguna imagen de stock ni hacerlas en programas de diseño, quería hacerlas yo misma ¡a mano! :P mis habilidades en ilustración y acuarelas son de niño de pre kinder, pero las hice con mucho cariño y ni les cuento lo que me divertí pintándolas :)


Antes de poder hablar de la luz en su modo más artístico es imprescindible hablar sobre lo que se conoce como Exposición que, para ponerlo de manera muy simple, es la cantidad de luz o iluminación en una fotografía.


Un poco de técnica (sólo un poco, lo prometo)


Primero hablemos brevemente de los dispositivos que hoy en día utilizamos para tomar fotografías:


Cámaras DSLR (Digital Single Lens Réflex): También conocidas como cámaras Réflex, son cámaras de lentes intercambiables cuyo sistema, entre otros elementos, se compone de un prisma y un espejo que permite reflejar la luz y la escena a capturar, hasta el sensor y el ojo del fotógrafo. De ahí su nombre "Réflex" (Reflejo). Permiten el control total del modo de captura a través de parámetros como el ISO, apertura de diafragma, velocidad de obturación, etc (no se preocupen si no entienden esta parte, ya lo entenderán, es fácil). Pienso que son aún las preferidas de los fotógrafos profesionales por su fidelidad, ¿a qué me refiero con fidelidad? es el único sistema en el que la escena real es reflejada hasta el ojo del fotógrafo, ya veremos la diferencia con los otros tipos de cámara.


Cámaras EVIL (Electronic Viewing; Interchangable Lens): Son cámaras de lentes intercambiables, como lo indica su nombre, permiten controlar la captura en modo manual, y capturar en formato RAW. Podríamos decir que la única diferencia con las DSLR es que el sistema de esta cámara es netamente digital, y la escena a capturar así como la luz son "recreadas" digitalmente (mediante chips inteligentes) hasta el ojo del fotógrafo y el sensor. Son las hermanas menores de las DSLR, que si quisiéramos verles los pros y los contras, podríamos decir que dependiendo de la calibración de los chips que reproducen la escena, podrían capturar imágenes tan buenas como una Réflex, pero así mismo si la calibración no es perfecta podemos perder fidelidad. Son cámaras que, al no tener espejo ni prisma, su tamaño y peso suelen ser un punto a favor si las vamos a usar para viajes, por ejemplo. En costo, pueden llegar a costar tanto o más que una Réflex, dependiendo el modelo.


Cámaras Bridge: Conocidas como "compactas avanzadas" son un puente (bridge) entre una compacta y las tipo EVIL. No tienen lentes intercambiables, vienen con un lente de alto alcance, normalmente bastante versátil, y a diferencia de las compactas, las bridge permiten un mayor control de captura de imagen, modos manuales, captura en formato RAW (formato de imagen original que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal como la capturó el sensor, pesa muchísimo más que la misma imagen en jpeg por ejemplo), etc, cosas que en las compactas no son posibles.


Cámaras Compactas: Son las cámaras más comunmente utilizadas por aficionados por su tamaño, su peso, su facilidad de uso y su precio. Todo su sistema es digital, no tienen lentes intercambiables, ni permiten manejo en modos manuales, ni mayor control de captura.


Las cámaras de los teléfonos móviles, en mi opinión, entrarían en esta categoría, aunque hoy en día algunos modelos más sofisticados de teléfonos incluyen en el software de sus cámaras, la posibilidad de ajustar parámetros de captura como el ISO o la velocidad de obturación, sin embargo todos estos ajustes son "digitales", es decir, intentan emularse mediante software. Por ejemplo, cuando amplías una imagen en tu teléfono abriéndola con tus dedos, si la amplías demasiado empiezas a perder calidad y comienzas a ver la imagen "pixelada", esto se debe a que el zoom es digital, es de mentiras, es simulado por el software, en cambio el zoom que hace un lente de cámara, es un zoom "óptico", mediante un sistema de lentes de aumento.


He hecho esta introducción porque para entender la exposición, es necesario hablar de los parámetros que la determinan, y esos parámetros sólo pueden ser configurados en cierto tipo de dispositivos, como explicamos arriba. Por tanto si lo que tú usas para fotografiar es una cámara compacta o la cámara de tu móvil, puedes saltar esta parte (aunque la verdad, si amas la fotografía deberías dominar esto aunque por ahora no tengas modo de disparo manual, sé que en algún momento te será útil), pero si tu cámara permite controlar la captura en modo manual, presta atención a lo que viene porque es el Santo Grial de la exposición.


Exposición: En resumen, es la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara fotográfica.



Pero la pobre exposición no es dueña de su destino, depende totalmente de otros tres amigos inseparables: la apertura del diafragma, la velocidad de obturación, y el ISO.


Para configurar la exposición deberás ir ajustando estos tres parámetros uno por uno hasta que el "fotómetro" te indique que la exposición es correcta. Ahora veremos cómo.


En vista de que el objetivo de este artículo no es profundizar en estos aspectos técnicos, les dejaré esta cortísima explicación de cada uno de ellos y lo más importante es que recuerden cómo afecta cada uno a la entrada de luz al sensor, es decir, cómo nos afecta para una correcta o incorrecta exposición.


Apertura de diafragma: Regula la cantidad de luz que atraviesa por nuestro objetivo hacia el sensor (a las lentes se las llama objetivos). ¿Cómo afecta a la entrada de luz? A mayor apertura mayor cantidad de luz, a menor apertura menor cantidad de luz.


Cómo se representa: con el "número f" por ejemplo: f/1.8 ó f/5.6, lo curioso con la apertura es que quién inventó la nomenclatura quería confundirnos, y decidió que a mayor número f menor apertura y viceversa, sí, f/1.8 es una apertura mucho más grande que f/10. Lo siento, así es la vida, tendrán que acostumbrarse :).


Velocidad de obturación: O velocidad de disparo, es el tiempo que el obturador está abierto para la captura. Haz de cuenta que es como abrir una puerta... mientras más tiempo la abras más luz entrará, si apenas la abres la vuelves a cerrar, menos luz entrará, entonces ¿Cómo afecta a la entrada de luz? A mayor velocidad menos cantidad de luz, a menor velocidad mayor cantidad de luz.


Cómo se representa: Se representa en fracciones de segundo, por ejemplo 1/100, quiere decir que el obturador se abrirá durante una centésima de segundo para tomar la foto, parece rápido verdad, pues no lo es tanto, de hecho esta es la velocidad mínima recomendada para tomar una foto "a mano alzada"(sin trípode) para que no salga movida. Ejemplos de velocidad: 1/100 minima para fotos a mano alzada, 1/1200 mucha más velocidad para fotografiar algo en movimiento, 1/10 ó inclusive más de un segundo: 1' 2' 3' velocidad muy muy lenta, para lo que se denominan "exposiciones largas" como fotografías del cielo estrellado en la noche, en donde se necesita toda la luz posible, por eso se baja tanto la velocidad, porque recuerden... a menor velocidad más luz, y a mayor velocidad menos luz (abres y cierras la puerta rapidito).


ISO: Es el nivel de sensibilidad del sensor a la luz. ¿Cómo afecta a la entrada de luz? a mayor ISO mayor cantidad de luz, a menor ISO menor cantidad de luz.


Cómo se representa: Con un número, dependiendo del modelo de la cámara tendremos disponibles un rango de valores que pueden ir desde 100 o 200 hasta 12800.

Una nota sobre el ISO, es que puede (dependiendo de la cámara) generar ruido a partir de cierto número, por eso es recomendable ser cauteloso al incrementar este parámetro, a menos que ese ruido sea lo que buscamos artísticamente hablando (el "ruido" es esa especie de granularidad que se aprecia en una imagen cuando la agrandas).


Sobre exposición: Se dice que una imagen está "sobre expuesta" o "quemada" cuando hay demasiada luz. Con el tiempo será fácil para nosotros reconocer una imagen con este problema, pero digamos que podemos reconocer que una imagen está sobre expuesta, cuando debido a la cantidad de luz de ciertas zonas de la foto, hay pérdida de detalle o pérdida de información porque dichas zonas se ven blancas.


Sub exposición: Se dice que una imagen está "sub expuesta" u "oscura" cuando hay muy poca luz, también puede haber pérdida de información o de detalle, en este caso porque hay zonas demasiado oscuras o negras.

¿Notan cómo tanto en la sub como en la sobre exposición, se pierde detalle, ya sea porque la zona se vuelve muy oscura o muy blanca? por ejemplo la textura del yogurt, las sutiles vetas en la crema de la cremera o la veta del mármol. Con el tiempo su ojo sabrá cuándo algo está quemado u oscuro, se los garantizo.


¿Cómo saber si mi imagen está correctamente expuesta?


Para esto nuestras cámaras traen un indicador denominado "exposímetro", comúnmente llamado fotómetro. El fotómetro será nuestro mejor aliado, porque nos dirá si nuestra imagen está correctamente expuesta, al menos mientras aprendemos y entrenamos a nuestros ojos, que al final llegarán a ser los mejores exposímetros del mundo.


Así más o menos luce la pantalla de una cámara, aquí pueden ver el exposímetro y los tres amigos:


Una imagen estará correctamente expuesta cuando el rectangulito bajo las marcas se encuentre justo en la flecha de la mitad (en cero). Si está muy a la derecha, la imagen está sobre expuesta (demasiada luz), si por el contrario está muy hacia la izquierda, la imagen está subexpuesta (poca luz. Debemos lograr que se ponga en la mitad. ¿Cómo? allá vamos.


¿Y entonces, cómo ajustamos la exposición?


Es sencillo. Ajustando los tres amigos inseparables, apertura, velocidad e ISO. ¿Cómo y en qué orden? depende. Depende de lo que estés fotografiando y de lo que quieras obtener artísticamente hablando. Esto es un tema demasiado extenso, para varias clases completas, así que intentaré darles una fórmula muy básica y muy genérica para fotografía de still life y alimentos.


Ojo, esta fórmula no es universal ni mucho menos, pero para no extendernos, les diría que para fotografía de alimentos normalmente:


Para empezar ajustas el ISO al mínimo (100 ó 200 dependiendo de la cámara), déjalo ahí, posteriormente lo ajustaremos sólo si es necesario luego de configurar los otros dos parámetros.


Ahora ajustas la apertura. Te darás cuenta que cuando bajas el número F tu imagen se aclara y cuando lo subes, se obscurece... a más apertura más luz y viceversa ¿recuerdas? La apertura es la responsable de esos fondos desenfocados que todos soñamos con hacer desde que nos compramos una cámara (yo lo sé, yo he estado ahí). Para obtener fondos desenfocados debemos usar aperturas grandes (o sea número f/ chiquito, ej: f/3 f/4). Ponlo en f/4.

Nota: Si no puedes bajar el número F a 4, es porque tu lente ya llegó a su máxima apertura, en ese caso déjala en el menor número que tu lente lo permita.


Luego ajustas la velocidad de obturación. Te darás cuenta que al bajar la velocidad tu imagen se aclara y al subirla se obscurece, para empezar deberás ponerla en 1/100, no menos de eso si vas a fotografiar a mano alzada (menos sería 1/50 ó 1/30 ¿ok? eso no). Si dispones de un trípode y disparador remoto, podrías bajar la velocidad a menos de 1/100 para obtener más luz, pero si no lo tienes, no deberías bajarla más porque como les decía arriba, podría salir "movida". Déjala en 1/100.


Con estos ajustes iniciales vamos a ver qué dice nuestro exposímetro o fotómetro para ir haciendo los ajustes respectivos. Si nuestra imagen está sobreexpuesta (mucha luz) es fácil, podemos aumentar la velocidad hasta que la exposición esté correcta y listo.


En cambio si la imagen está sub expuesta (oscura) tenemos 3 alternativas para aumentar la luz: disminuir la velocidad, disminuir la apertura (subir el número f), o aumentar el ISO.


Aquí deberemos analizar nuestra situación en este orden:


1) ¿Tengo un trípode y usaré disparador remoto entonces puedo disminuir la velocidad? si es así la disminuyes hasta que el fotómetro indique que la exposición correcta y listo. Si no lo tienes no toques la velocidad.


2) No tengo trípode pero ¿puedo sacrificar un poco de mi fondo desenfocado y disminuir en algo la apertura? entonces la disminuyes (aumentando el f/ ¿recuerdas?) hasta donde puedas sin perder lo que buscas artísticamente hablando en tu imagen, y ves qué dice tu fotómetro. Si no te gusta el resultado al disminuir la apertura, deja la apertura como estaba.


3) Si luego de ajustar los dos anteriores (o no pudiste/quisiste ajustarlos) aún falta luz, incrementa el ISO hasta que la exposición sea correcta.


Cada vez que toques uno de los parámetros mira el fotómetro para ver si alcanzaste la exposición correcta.


Eso es todo, este es el gran misterio del modo manual. Ya están listos para hacer click.


Vamos a grabar e interiorizar estos conceptos hasta que no necesitemos pensar en ellos para usarlos, en ese momento habrán domado a su caballito salvaje, y les prometo que no querrán volver a montar en otra cosa.



Este es el primer paso, fundamental para hacer mejores fotografías, aprender a capturar imágenes correctamente expuestas. Una vez que domines la exposición, el siguiente paso es aprender a conocer La Luz y aprender a transmitir a través de ella.


Originalmente yo había pensado en incluir en este mismo post todo lo relacionado con la luz propiamente dicha, pero creo que es mejor dividirlo y dejarlo para el próximo, pues este artículo ya es bastante extenso y tienen mucha información que procesar, probar y practicar con sus cámaras antes de entrar en la parte más artística de la luz, yo sé que la parte técnica no es tan divertida como la artística, pero tengan paciencia, es un paso que no se pueden saltar si quieren realmente aprender a dominar la luz y usarla para expresar lo que ustedes quieran.


Además, la información que les estoy dando en este post, de la forma como se las explico, es información muy valiosa, hay cursos enteros sólo para entender esto, aprovhéchenla, es un regalo. De hecho, será una pequeña parte del curso que pienso ofrecer, pero por ahora es un regalo para quienes me leen cuando aún soy una completa desconocida :D.


En el próximo capítulo hablaremos sobre la parte artística de la luz, los tipos de luz en fotografía, su dirección, y cómo armar un pequeño y sencillo set para que puedan tomar fotos más bonitas desde el primer día. También les enseñaré cómo ajustar la luz en un par de aplicaciones de edición fáciles y gratuitas.



Espero que se animen a sacar su cámara del cajón donde ha estado guardada por no sé cuánto tiempo y le den la oportunidad de empezar a hacerlos felices. Ellas hacen eso, de verdad, cuando sabemos cómo usarlas. También deberán desempolvar el manual de su cámara (si no lo tienen descárguenlo en internet, lo van a necesitar), muy importante, porque yo no podré decirles cómo funciona cada modelo, eso lo tienen que leer y descubrir ustedes. No son muchas cosas, pero las pocas que se usan a diario deberán manejarlas al derecho y al revés.


Me encantaría saber qué dispositivo utilizan para hacer sus fotos y qué tipo de emprendimiento tienen, o qué tipo de fotografía es la que les gustaría aprender... si leyeron el post anterior ya saben toda la variedad que existe, ¿cuál es la que les interesa más?


Bueno, ¡los dejo para que vayan a buscar la cámara y el manual! y se pongan manos a la obra con cualquier cosa que tengan en frente, la taza de café que están tomando, el pastelito que prepararon ayer, cualquier florero, libro o galleta, ¡todo sirve para practicar!


Si tienen preguntas no duden en escribirme por aquí o en Instagram, estaré gustosa de responder. Quienes me han escrito alguna vez a preguntarme algo sobre fotografía saben muy bien que yo AMO hablar de esto y podría pasarme la vida entera haciéndolo, lo que sí, luego tendrán que bloquearme para que me calle :D.


¡Feliz fin de semana! (por acá empezó a llover) No olviden seguir cuidándose y cuidando a los demás.


¡Un abrazo!


Sara.




#foodphotography #exposure #manualmodetutorial #photography #june543photography #lightinphotography #june543 #photographytips

  • Black Pinterest Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2020 Sara Toapanta