• Sara

iPhone vs Cámara DSLR

Cámara o teléfono... el eterno dilema, hoy veremos que no existe tal dilema, ambos equipos nos permitirán crear imágenes que nos enorgullezcan, sólo es cuestión de conocer nuestro equipo, cualquiera que sea y sacarle el mayor provecho. Como siempre, la clave es el conocimiento y la creatividad.



Si eres alumno mío ó me sigues por algún tiempo, sabrás que mi perspectiva respecto a los equipos es muy particular y trato siempre de transmitirles estas ideas a mis estudiantes, porque verdaderamente es lo que creo, en base a mi propia experiencia.


Y se resume en la siguiente frase: "Las cámaras no hacen fotos, las personas las hacen".


A esa frase le siguen otras como "El mejor equipo es el que tienes en tus manos", "no importa la cámara, importa el fotógrafo", etc, etc.


Para mí, no hay verdad más grande que esta... ni el equipo más costoso y sofisticado te convertirá autmáticamente en mejor fotógrafo (cosa que muchos piensan equivocadamente), ni el equipo más sencillo y económico será un impedimento para que crees cosas extraordinarias, si así lo decides, porque lo más importante siempre será el conocimiento y la creatividad con que utilices el equipo que tienes, cualquiera que sea.


No me malentiendan, es verdad que un equipo mejor nos ofrecerá mayor calidad técnicamente, pero "mayor calidad técnicamente" no es suficiente para transformar tus fotografías en inolvidables, se necesita mucho más, y todo eso extra que se requiere no tiene nada que ver con el equipo (afortunadamente).


¿De qué habo cuando digo "todo eso extra"? hablo de saber manejar la luz como un maestro, saber usar el color y la composición para transmitir sensaciones y contar historias, editar tus imágenes para que transmitan exactamente lo que tú quieres, es todo esto lo que realmente transformará tus fotografías y no el equipo.


Dicho esto, decidí hacer esta sesión porque siempre estoy repitiendo este discurso como disco rayado a mi comunidad y a mis estudiantes y, quise demostrárselos, así que... ¡a lo que vinimos!


Los oponentes


Teléfono Iphone 11 Pro Max, objetivo gran angular normal que viene en el teléfono. No utilicé apps especiales, ni modo "PRO", absolutamente nada, sólo abrí la cámara en modo normal y listo.


Cámara DSLR Canon EOS 6D Mark II, objetivo Canon 50 mm f/1.4


Apps utilizadas


Únicamente Lightroom Classic 2019 para la edición


La víctima


Unos waffles con crema y salsa de frambuesas con chía.


El experimento


Armé una composición para un flat lay, trabajé con luz natural indirecta y sin reflectores, me ubiqué, como siempre, cerca de mi ventana, para asegurarme de tener suficiente luz e hice fotos tanto con la cámara como con el teléfono, en las mismas condiciones y tratando de obtener encuadres muy parecidos para poder compararlas luego.


Ahora iremos analizando juntos los resultados y lo que descubrí en el proceso. Tomen en cuenta que en mi práctica regular de Fotografía, yo sólo utilizo mi cámara, nunca he usado este teléfono para una sesión de fotos (sólo lo uso para video), de modo que esta también es una práctica de aprendizaje para mí.




Como pueden ver las fotos originales son bastante diferentes, qué noto de inmediato en las fotos del teléfono:


  1. Lo primero que noté es la distorsión. El objetivo (lente) de los teléfonos es un gran angular, por lo tanto genera imágenes abombadas en el centro y con los extremos caídos, para corregir eso un poco, tomé las fotos haciendo zoom x2. La imagen de la derecha ya tiene el zoom, como ven no se nota mayor distorsión, partiremos con esta imagen como la original del teléfono.

  2. Veo que tiene sombras mucho más intensas y duras que la foto de la cámara.

  3. Tiene exceso de nitidez y claridad, supongo que se debe al procesamiento que hacen los teléfonos automáticamente (para mejorar las imágenes), pero en mi opinión da un aspecto un poco exagerado y falso.

  4. Todo tiene un horrible tinte verdoso, los platos, el fondo, todo... ¿lo notan? fíjense en los platos que deberían ser blancos y se ven verdosos/amarillentos, compárenlo con la foto de la izquierda.


El primer punto lo corregí de inicio, como dije, trabajando con zoom x2, también podia haber utilizado el modo retrato. Esta es mi recomendación SIEMPRE para quienes usan teléfonos para fotografía de alimentos o still life, usar modo retrato o hacer zoom x2, para eliminar o al menos disminuir la disorsión provocada por el tipo de objetivo (lente) que traen los teléfonos.


Los otros tres puntos los corregiremos en edición.


Aquí tenemos otro ejemplo de dos fotos crudas tal como salen de la cámara y del teléfono, como pueden ver, tienen las mismas diferencias y los mismos temas que las primeras. Usaremos estas en todo el post para explicar los ajustes realizados, ya que incluyen a nuestros protagonistas... los waffles.



Correcciones básicas a las fotos del teléfono


Lo primero que hice, antes de comenzar mi proceso creativo de edición con todas las fotos, es decir, antes de empezar a dar a las imágenes el estilo y atmósfera que yo quiero transmitir, primero apliqué a las fotografías del teléfono ajustes básicos para tratar de corregir tanto como fuera posible, los problemas que describimos anteriormente. En otras palabras, intenté que las fotos del teléfono se parecieran lo más posible a las fotos originales de la cámara, que tienen un balance de blancos más neutro, colores más naturales y texturas más favorecedoras.


Este es el resultado de esa corrección básica, ahora ya se parecen bastante cámara y teléfono, ¿no creen?


¿Qué fue lo que hice?


Usando como referencia la foto original de la cámara, intenté que la del teléfono se le pareciera lo más posible, el que ven arriba fue el resultado, comparándolas lado a lado.




Corregí la temperatura del color y el matiz para quitar ese tinte verdoso que tenía la foto, la llevé un poquito hacia los fríos para contrarrestar el amarillo y le dí un toque de magenta para contrarrestar el verde. Aumenté la exposición en 0,20 para tener más luz, bajé las altas luces y como pueden ver, disminuí las sombras y los negros considerablemente; habíamos dicho que las sombras eran muy intensas y duras así que corregimos eso aumentando el número en estos parámetros. Intensifiqué los blancos y también disminutí un poco la saturación.


Ahora ya no tengo ese tinte verdoso y mis colores lucen más reales, si bien la foto del teléfono tienen un poquito más de luz, no me preocupa porque mi objetivo principal en este punto era corregir los problemas más notorios en color (temperatura y matiz) y en contraste (blancos, negros, sombras y luces), y creo que lo logramos.


Miren la enorme diferencia con la foto original del teléfono, sólo con estos pequeños ajustes básicos:



Edición creativa


Una vez que corregí con ajustes básicos los problemas en las fotos del teléfono (copié y pegué estos ajustes a todas las fotos del teléfono, Lightroom permite hacer eso), pude empezar con mi proceso normal de edición, ya con todas las fotos (cámara y teléfono) con una buena base neutral.


Sabía que a estas fotos las quería con un toque cálido, quería que fueran luminosas y que transmitieran mucha energía, por los colores que manejan.


Edición fotos de la cámara


La imagen original tenía una luz fría así que ajusté la temperatura del color y el matiz para llevar mis colores a los tonos cálidos, también intensifiqué la textura y claridad, cosa que en estas fotos sí hacía falta, en este caso las sombras casi no las toqué porque no era necesario, incluso intensifiqué mis negros para dar un poco más de contraste, cosa que no hice para el teléfono, ya lo van a ver más adelante, lo que quiero decir es que es una edición muy diferente a la que verán para las fotos del teléfono porque partimos de imágenes con distintas necesidades.



En el panel HSL llevé mis naranjas un poquitín hacia los rojos, aumenté una gota la saturación de los rojos (por mi salsa de frambuesas que la quería vibrante), y aumenté la luminosidad de los rojos y los naranjas (por la salsa y por los waffles).

Finalmente añadí una muy sutil viñeta oscura para equilibrar tanta luminosidad.




Edición fotos del teléfono



Partiendo de las ediciones básicas que ya había hecho, seguí la línea de edición que había imaginado y llevé los tonos hacia los cálidos, y añadí aún más magenta al matiz (seguimos contrarrestando ese tono verdoso). En este caso no aumenté demasiada textura porque habíamos dicho que estas fotos tenían inclusive exceso de textura y claridad. Como ven, las sombras fueron aclaradas muchísimo (+72), los negros también fueron atenuados (+5) y los blancos intensificados. Disminuí un poquito la saturación para que se viera natural, porque el rojo estaba muy intenso.



En el panel HSL llevé mis naranjas un poquito hacia los rojos, aumenté un poco la saturación de los amarillos y disminuí la luminancia de los rojos. Como pueden ver, disminuí el 100% de la saturación de los verdes (seguimos eliminando el verde), para eliminar cualquier halo de ese color, puedo hacer esto de forma tan drástica porque en mi composición no tengo absolutamente nada verde que pueda verse afectado, caso contrario debo tener cuidado porque este panel afecta a un color específico pero afecta a toda la imagen.

También añadí una viñeta sutil para equilibrar la luminosidad de toda la imagen.




Finalmente apliqué un ajuste local sólo sobre mi fondo Coral (la parte pintada de rojo) porque aún lo veia un poco frío y no lograba la tonalidad que quería con ajustes globales. Sólo en la zona pintada apliqué un poco más de calidez, un toque de magenta y moví la saturación hasta que el fondo se viera como lo quería.




Veamos nuevamente el resultado final



Conclusiones


Ahora quiero que hagamos juntos esta comparación... las fotos finales de la cámara vs las del teléfono y veamos si realmente notamos grandes diferencias... veamos...






En estas hasta podría decir que prefiero la del teléfono, por el juego de luces y sombras que logré capturar.





Así que, dejaré que cada uno responda a la gran interrogante... ¿necesitas forzosamente una cámara profesional para comenzar a mejorar tus fotos? si me lo preguntan a mí, seguiré afirmando que no, y seguiré afirmando que "las cámaras no hacen fotos, las personas las hacen".


Así que antes de pensar en adquirir una cámara más costosa, un nuevo objetivo, o un nuevo teléfono, piensa si estás seguro de haber explotado todo el potencial de tu equipo actual CON CONOCIMIENTOS Y CREATIVIDAD.


Sabes ya todo lo que hay que saber sobre la luz, sobre color, sobre composición, sobre edición y storytelling? ¿has trabajado en tus habilidades en estos temas? si no lo has hecho te sugiero empezar por ahí, una vez que domines todos estos temas, si ves que hay algo que de verdad no puedes hacer con tu equipo actual, ya podrás pensar en adquirir uno nuevo, pero esta vez con total conocimiento de causa y por las razones correctas :)


Nunca negaría el potencial que tiene un equipo mejor, en manos de alguien capacitado... esa sí es la combinación ganadora, mucho conocimiento, mucha creatividad y un gran equipo, pero como ves, el equipo va de último.


Gracias por acompañame hasta el final de este experimento, espero haya clarificado muchas cosas para ustedes, les haya enseñado algo (o mucho), y sobre todo espero que se sientan motivados a usar cualquier equipo que tengan en este momento para empezar a crear esas imágenes que siempre soñaron.


Si quieren aprender todo lo que hay que saber sobre los temas que mencionamos y que son los que verdaderamente transformarán tus fotografías en épicas, los espero en mi curso de Fotografía de Alimentos y Still Life, donde lo enseño todo desde el principio.


No dejen de echar un ojo a este curso, es únicio en su especie ;)


https://www.june543.com/fotografia-de-alimentos-still-life/



Para terminar, les dejo un collage de esta sesión con una mezcla de fotos de cámara y teléfono, a ver si logran identificar cuál es cuál, aunque...


¿Realmente importa cuál es cuál? ¡yo digo que no! Lo único que importará siempre es lograr transmitir las sensaciones que queremos en nuestro expectador, cuando aprendamos eso, el equipo pasará a segundo plano.



¡Que tengan un excelente día! ¡Abrazos y waffles para todos!


Sara